Caja Madrid en Barcelona

Nosotros somos los peces, el ojo que mira…

Sucede que un enfermo que toma muchas medicinas mejora si se las retiran todas. Y así la primera cosa que hay que hacer cuando uno entra a reformar una obra es limpiar, eliminar jardineras de cara a tener un mantenimiento cero, eliminar colores, tanto ruido visual. Tras los furores de la deconstrucción de los años 90, unas formas más naturales se imponen. El elemento central del proyecto es ese bicho, esa ameba, un “contenedor de funciones” de manera que es, al mismo tiempo, cuerpo de seguridad, puesto de información, cartería y bar cafetería hasta abrirse y cerrarse como un auténtico elemento marino. El gran atrio es el tanque de un acuario en cuyas profundidades abisales vive el monstruo. Nosotros somos los peces, el ojo que mira… Por encima, como en el mar de verdad, otros peces nadan, dando vueltas e iluminan el conjunto con los reflejos de sus escamas, al sol de tarde. Las oficinas sustituyen sus elementos obsoletos por esa piel, de screen o lamas de madera, que aseguran la privacidad a voluntad y convierten las fachadas al patio (las auténticas fachadas del edificio) en una piel pixelada, surgida de los mares de Barceló. Que el edificio funcione mejor, que la iluminación sea de bajo consumo, que el proyecto se ajuste al presupuesto asignado es algo que se da por sentado. Que sea emocionante debemos de ganárnoslo. El concurso lo organizaba Richard Ellis Barcelona y lo ganó Richard Ellis Madrid. 

Emplazamiento: Barcelona, España
Fecha: 2010 – 2011
Co-Autor:
Coblonal Interiorismo / F. Soppelsa (jefe proyecto de OMA)
Colaborador: Carlos Maurette
M²: 9.000 m²
Promotor: Caja Madrid
Video: Franco di Capua
Octavio Mestre Arquitectos
Dirección

Passeig de Sant Joan 84, Pral. 1ª

08009. Barcelona, España

Contacto

(+34) 934 577 338

(+34) 629 466 984

Copyright © 2024 Octavio Mestre Arquitectos Asociados. Todos los derechos reservados.